Qué necesitas ¿más followers o más clientes?

Mucha gente se obsesiona por aumentar el número de personas que les sigue en las redes sociales.

Como si el número final determinara el éxito.

A ver, ante este debate siempre aparece la estadística: A más followers, más posibilidades de que me compren.

¿Siempre es así?

Me parese que nop.

Lo siento.

Todo depende de lo que ofrezcas a quien te sigue. Y de lo interesadas que estén esas personas en lo que vendes (más allá de lo que explicas en tus publicaciones). Y de tu estrategia, claro.

Puede que consigas que te siga “poca” gente, que sea muy fiel.

Que flipe con lo que haces. Que te tenga muy presente en su cabeza.
Y que te recomiende aquí y allá, y que cuando sacas un nuevo producto, te lo compre.

Eso, para mi, ya es un exitazo.

Así que si quieres saber si seguir luchando porque el contador de tu Instagram suba estratosféricamente, para ganar cuatro cochinas unidades en ese contador al acabar la semana…

Decide primero qué quieres:

– Ser influenser y que las marcas te paguen para promocionar sus productos.

– Seguir haciendo lo que adoras, porque los clientes llegan a ti de forma fluida y sistemática.

Yo lo tengo clarinete. Y eso determina mi estrategia en redes.

Una de las cosas que más ayudan a que la gente confíe en tí, y sobre todo si tu proyecto nace desde los valores, es que te vean la cara, te escuchen hablando con pasión de lo que haces, de cómo les puedes ayudar.

Que vean tu carácter, lo más auténtico de ti.

Eso que adoran de ti tus amistades y familia.

Que vean lo que molas, vaya!

Y eso puedes conseguirlo, entre otras opciones, grabando vídeos.

Es lo más parecido a que te conozcan en persona. Con la ventaja de que si tuvieras que encontrarte con estas personas una a una, no te daría la vida.

Aquí, con un sólo impacto, llegas a cientos de personas.

Así que es un ejercicio bastante rentable. Aunque a priori quizás se te haga un mundo.

Igual piensas:

– Me muero de la vergüenza sólo de pensar en hacer vídeos.

– Quién soy yo para salir ahí a dar sermones.

– Salgo fatal.

– No sé ni por dónde empezar.

Bueno, si quieres trabajar estos temas, tienes las claves en el curso: “Cómo hacer vídeos naturales y auténticos”.

PD: Apúntate en el enlace arriba.

Varias veces a la semana envío correos como éste a las personas suscritas a mi lista. En ellos te doy consejos para mejorar tu comunicación personal y la de tu proyecto. Si quieres recibirlos todos directamente en tu buzón, suscríbete aquí abajo:

Y ya que estamos, te envío la Mini-guía “Lecciones de ventas de la Paquitina (mi frutera)”

Tratamiento de datos