No puedes pagar la hipoteca con followers

Resulta que por algún motivo inexplicable, mucha gente cree que necesita tener a miles de personas siguiendo a su marca en redes sociales. 

No me excluyo. 

La creencia está ahí, y tengo que pellizcarme de tanto en tanto para recordarme que es solo una ilusión. 

Y aunque nos han dicho miles de veces que no es así…en lo más profundo de nuestro ser, esperamos hacer nuevas publicaciones que se vuelvan virales, y lo peten, y nos sirvan para captar a más y más gente. 

Pero esto es como la ilusión de que te toque la lotería. O la de convertirte en influencer, youtuber o todos esos sueños de tantos y tantas adolescentes (y no adolescentes)…

Es la que crees que es la vía rápida para conseguir el éxito. 

Pues mira.


Te voy a explicar algo que leí hace poco. 


Sigo a una muchacha en Instagram (a unas cuantas, vaya), que tiene diecinuevemilochocientas personas que le siguen en esta red. 

Léelo otra vez. 



19.800 personas. 



La muchacha, que es muy activa y habla de temas de maternidad, resulta que hace unos meses está preparándose para las oposiciones de bombera.

Ole tú. 


¿Y por qué?


Pues porque está harta de no saber si llega a fin de mes (en sus propias palabras). 

O sea, 19,8k seguidores…¿y no llegas a final de mes?


Claro, no puedes pagar la hipoteca con followers.


Ni con gallifantes.


Necesitas calerons, dinerito, pasta gansa. 
O en el mejor de los casos, poder hacer un intercambio con la propiedad. 


Pero vaya. Estarás conmigo en que algo falla. 


Adivina qué. 

Pues es un tema de estrategia, claro. 

Seguramente su estrategia para que le siga más y más gente es muy buena.
Pero la otra, la que importa…la de que quien le sigue decida contratarla…esa está kaputt


Bueno, en el Programa de Comunicación Transformadora, no te enseño a que consigas 19,8k seguidores sin poder llegar a fin de mes…a ver, para empezar porque en yo Instagram no llego a los 1000 seguidores.

Sería muy falso venderte esa moto. 

Eso no.


Te enseño a que comuniques para convertir, y hacer crecer tu proyecto. Para que sepas qué acciones, qué imágenes y qué palabras usar para vender más fácilmente. Y para que puedas pagar tus facturas con chulería y descaro.  

PD: Es un programa en el que se curra bastante. Te aviso. Si no quieres currar, puedes comprar un cupón de la lotería y a ver. Si no te toca, tienes el enlace arriba. 

Varias veces a la semana envío correos como éste a las personas suscritas a mi lista. En ellos te doy consejos para mejorar tu comunicación personal y la de tu proyecto. Si quieres recibirlos todos directamente en tu buzón, suscríbete aquí abajo:

Y ya que estamos, te envío la Mini-guía “Lecciones de ventas de la Paquitina (mi frutera)”

Tratamiento de datos